La cuarta del Viejo Harrington...un recuerdo de aquella división

Colaboración de Nicolás Avellaneda

El Viejo, como  le decíamos cariñosamente, entreno varias generaciones juveniles del club que en esa época se  llamaban  “ La cuarta del Viejo Harrington”. También en alguna oportunidad entreno la primera del club y colaboro en Natación y Gimnasia. Para mi fue un verdadero orgullo que el fuese nuestro entrenador porque sin desmerecer a ninguno de los entrenadores que había el club en esa época, para nosotros el Viejo era un innovador nato, para lo que era el rugby tucumano en aquella época.

 Para jugar con el Viejo teníamos que tener un estado físico mejor que el de un jugador de la primera, ya que el despliegue físico era tremendo. Les cuento un poco : El estilo de juego era francés , formábamos line de tres, scrum solamente los primera líneas (por supuesto que la táctica era sorprender al pack contrario en algunas oportunidades  del juego, no siempre y el medio scrum la tiraba rapidísimo para sorprenderlo al equipo contrario). En cualquier situación del juego los tres cuartos se transformaban en forwards y los forwards en tres cuartos, de ahí a jugar toda la cancha, para muchos era una sorpresa ver un pilar , segunda linea o tercera linea, formar de apertura, de centro o de wing. Era por eso que la condición sinecuanima  principalmente pasaba por el estado físico. No nos dejaba casi patear , había que jugar a mil de cualquier lado, incluido el ingoal, era un sufrimiento para los aperturas y en gral. para  todos, pero a pesar de las quejas, tratábamos de cumplir a rajatabla lo que nos decía.

Como disfrutábamos después del partido jugar ese rugby total!!! , eso si jamás alababa a nadie y  le encantaba la polémica con todo el mundo .Obviamente duraban horas.

Recuerdo una noche en el club (en la recepción del último Veco) donde el Viejo se  las agarro con el Loco Petra por el juego que al Loco le gustaba hacer, pero fue grande la sorpresa cuando Petra le dijo que era un gran admirador suyo pero que no tenía jugadores para desarrollar ese juego. El Viejo no lo podía creer que  las alabanzas vinieran de Alejandro, que fue el que sacó tantos campeonatos con el Lawn Tenis y con el seleccionado en la época de oro de TUC. También otros entrenadores que admiraban su juego que yo recuerdo eran Julio Paz (que para esa época entrenaba la primera), Máximo Wilde, Willy  Lamarca, Jose García Pinto,José Posse y muchos otros entrenadores y jugadores que hasta el día de hoy recuerdan con gran simpatía el estilo de  jugar de Harrington .

También recuerdo otra anécdota famosa. Nos había invitado a jugar el Santiago Lawn Tenis a la primera y a la cuarta. La primera no podía ir, entonces nos juntamos a analizar el viaje junto con èl. El determinó que nosotros íbamos a jugar contra la primera y la cuarta. Ralph  Bleckwedell le dijo al viejo que “ no tenia gollete a ir a Santiago  porque nos iban a masacrar” , fue entonces que el viejo le dijo que no viajase y que se tomase el fin de semana libre . Fuimos con toda la cuarta, cuando nos bajábamos del ómnibus se escuchaban voces  de protesta de parte de los dirigentes de Santiago cuando vieron las caras de los jugadores juveniles del club y se preguntaban ¿dónde está la primera?  El viejo les dijo que era lo que ellos veían, no  lo podían creer. Ese día goleamos a la cuarta y ganamos por amplio margen el partido de primera. Quedo grabado para todos nosotros el famoso “ No tiene Gollete”. A Ralph hasta el día de hoy lo gastamos con esa anécdota que nos unió tanto allá por el año 76.

 Otra virtud del Viejo era que no teníamos que subestimar a nadie, teníamos que tener una entrega total en la canchas contra quien fuese, no le interesaba el resultado , le interesaba que nosotros juguemos buen rugby, el resultado iba a venir solo, por supuesto que el tiempo de dio la razón. Para el era una falta de respeto no jugar a mil, su eterno rival fue el Negro Guzmán, entrenador  de UNI y del Seleccionado Juvenil, se decían de todo en el tercer tiempo o durante la semana, con el tiempo se hicieron grandes amigos. De las cuartas que yo jugué salieron grandes jugadores José Ricardo Cossio (capitán y preseleccionado  juvenil pero no pudo ir porque se desgarró), Yayo de la Vega, Horacio Poviña, Fabián Landa, Roberto Martinez Zavalia, Otto y Raul Gramajo(lo reemplazó a J R Cossio en la capitania,casi pumita, se lo preseleccionó), Ricky Sauze (si no se hubiese agarrado una hepatitis hubiese sido Pumita seguramente), Federico Posse, el Negro Casadey, El Zulo y Raúl Paz, Gonzalo Costal, Mamu Le Fort, el Ruso Griet, Lupin Lezanas, Alfredo Cáceres, y muchos más.

Para que se den una idea estaba prácticamente todo el equipo en el seleccionado Juvenil que salimos sub Campeones Argentinos en el 76.

 Por supuesto que de las otras cuartas salieron también grandes jugadores , para que se den una idea fue la base del equipo campeón del club en el 77 y ellos son entre tantos Bernardo García Hamilton, Kiko Griet, Popeto Lobo, Santiago Molina, el Gordo Sancho Miñano, Jorge Posse, el Caña Varela, Carlos Le Fort, Ernesto Terán Vega, Ezequiel y Horacio Paz, el Negro   Enrique García Hamilton ,Raúl Griet , etc, etc,. Algunos en primera y otros en cuarta. Como les digo fueron varias generaciones. 

Con el Viejo ganamos el campeonato iniciación, anual, seven amistad que organizaba el club y del torneo clausura. También el viejo nos fomentaba el tercer tiempo donde a veces veíamos el amanecer y  por ahí los entrenamientos en Villa Nougues donde tanto nos divertíamos cuando se juntaban el viejo y  nuestro querido Pepe Terán. Eran muy divertidos esos encuentros.

Tampoco me voy a olvidar del apoyo del Mudo Griet y de Julio Paz que en todo momento asistieron al Viejo para que se quedase a vivir en TUC ya que el Viejo vino por trabajo y ellos siempre lo retenían y le conseguían trabajo con el fin de tenerlo al Viejo en el club.

Aprovecho esta líneas para hacerle un verdadero homenaje a nuestro querido Viejo, también a  su espectacular esposa e hijos que tanta paciencia nos tuvieron.

Va a ser muy duro para mi  no tenerlo de visita por mi escritorio , por el club , por los partidos que hacíamos con Los Old Virgins o con los Classic del Club (no podía creer que sigamos jugando ,se divertía mucho al vernos dentro de una cancha) , donde permanentemente nos acordamos con mucho cariño esa época de oro que tuvimos  la suerte de compartir.

Nicolàs Avellaneda