Hablar de Ricardo Sauze, significa recorrer...colaboración de Pedro Perico Merlo

Hablar de Ricardo Sauze,  significa recorrer en mi memoria casi toda mi carrera de rugbista, porque con él compartí desde las primeras divisiones juveniles momentos inolvidables dentro de una cancha de rugby, tanto como rival, como compañero de selección. La selección juvenil, la mayor, el seleccionado de Provincias Argentina, muchos partidos y campeonatos ganados, tantos momentos de felicidad  y de tristeza cuando nos retiramos. También me toco ser su entrenador y convocarlo nuevamente al seleccionado; no me olvido de ese día cuando tuve que incorporarlo, era como un chico por primera vez con la camiseta naranja, pero también tuve en mi la decisión de decirle basta, fue muy duro. Riky quería esa camiseta como lo más importante que tenia. Definirlo como jugador es decir que era un grande, un dotado física y técnicamente, un estratega, un conductor como pocos, sabia aprovechar las virtudes de su equipo y  las debilidades de su rival; era un genio, un jugador completo para el rugby que jugábamos. Lo sufrí como rival y lo disfrute como compañero. Fueron casi 20 años de compartir este juego y encontré en él no solo un compañero sino un gran amigo. Ricardo fue y sera siempre un grande del Rugby Tucumano.

 

 

                                                

 Perico Merlo