Hockey: ¿Táctica o estrategia?

26/03/2008 - Horst Wein nos acerca uno de sus artículos para el enriquecimiento del conociemiento del hockey. La estrategia y la táctica son términos que son también en el mundo del hockey frecuentemente fuente de confusión. No hay unanimidad sobre su significado y muchas veces se confunden completamente sus conceptos y se utiliza el termino táctica en vez de decir estrategia (o vice-versa).

Según J. RIERA* el término estrategia siempre implica el planificar con tiempo la actuación deportiva para la próxima competición (actuación a corto plazo), para la actual temporada (actuación a medio plazo) o para un ciclo olímpico (actuación a largo plazo).

Aborda la globalidad de los aspectos que inciden en el rendimiento deportivo como por ejemplo los criterios de la selección de los jugadores, su óptima formación, la organización de los entrenamientos, la alimentación de los jugadores así como la consideración de todos los factores externos (por ejemplo la disponibilidad de un campo de césped artificial, la clase y la calidad del mismo, el cuerpo técnico, los directivos, el público etc.)

También el término “estrategia” implica todos los variables que influyen en la consecución del objetivo principal fijado por el equipo como puede ser clasificarse, quedarse entre los 4 primeros, no descender, ganar, marcar en campo contrario etc.,todas estas estrategias colectivas.

 Pero existen también estrategias individuales de cada uno de los componentes del equipo como pueden ser: no recibir ninguna tarjeta, evitar lesiones, no provocar ningún penalti corner o “stroke”,  no fatigarse en exceso.

Citando nuevamente a Riera* "actuaciones que se realizan de forma inmediata no entran en el término “estrategia” sino en la de “táctica”.

Aquí algunos de sus ejemplos de actuaciones que han de contemplar la estrategia:

Todos estos ejemplos tienen en común una preocupación por incidir en todos los factores que intervienen en una competición deportiva:
+ Mojar el terreno de juego antes del partido.
+ Antes de empezar el juego como capitán elegir un lugar determinado de inicio de juego en función del clima.
+ Ganar oxigeno y ritmo, dejando entrar un jugador fresco al final de cada tiempo del partido...
+ Cambiar jugadores durante el partido en función del resultado, de las tarjetas, del árbitro y del torneo o en función del enfrentamiento entre oponentes determinados.
+ Cambiar la posición o la función de los jugadores durante el partido.
+ Demostrar un comportamiento que invita a los espectadores a participar y animar a nuestro equipo.
+ Seleccionar a los jugadores según el sistema de juego que se quiere implantar.
+ Planificar los descansos de los jugadores.
+ Arriesgar fuera de casa en los primeros 15 minutos, para sorprender al contrario que esperaba un rival muy defensivo.
+ Seleccionar bien el calzado de acuerdo al campo de juego.
+ Estudiar el adversario con antelación por medio de videos u observación directa.
+ Estudiar con antelación las características del árbitro para después aprovechar de su forma de arbitrar.

Para evitar que los términos táctica y estrategia se confundan y se utilicen en el hockey como sinónimos hace falta definir también el significado de la táctica.                                                                      

Así como la definición de la estrategia se asociaba a un objetivo principal, la táctica siempre se refiere a un objetivo parcial que es muchas veces un objetivo inmediato * como por ejemplo:

-Dribliar a un contrario,
-Evitar ser dribliado  por él,
-Conseguir que la bola se quede el tiempo máximo posible en nuestra posesión,
-No entrar en el radio de acción del defensa,
-Evitar la situación 1:1 en ataque y en defensa.
-Buscar sistemáticamente la situación 2:1 en ataque,
-Llevar al contrario a zonas del campo en las cual es más fácil de defender.
-No precipitarse en la entrada etc.

Aparte de estas tácticas generales cada uno de los jugadores, según la demarcación que ocupa en el partido, tiene que actuar con una táctica especifica cuyos objetivos parciales están también supeditados al objetivo principal, por ejemplo ganar el partido o clasificarse para la próxima ronda.Es decir una táctica ha de estar supeditada al objetivo estratégico.

Como vemos de los ejemplos arriba citados "en la táctica", en contrario a la estrategia, "la improvisación supera a la planificación" porque la actuación táctica es en buena parte determinada por el juego del contrario *. El término táctica implica prever, anticipar e intuir con rapidez el juego del contrario para sacar una ventaja. Con una adecuada táctica un equipo intenta, en todo momento, perjudicar la actuación del contrario, y procura evitar ser perjudicado por él.
"El engaño está en el centro de toda actuación táctica."

Desde esta perspectiva, el sistema de juego o los golpe francos cerca del área contraria forman parte del bagaje estratégico de que dispone un equipo para enfrentarse tácticamente al equipo contrario. Pero las funciones específicas que el técnico da en un partido determinado a cada uno de sus jugadores forman parte de la táctica, igualmente como la elección de una variante determinada y muchas veces entrenada de una jugada de penalti corner en un determinado momento del desarrollo del partido. La elección de la alternativa más adecuada en cada momento (táctica) ha de estar relacionada con el hecho de que el jugador sepa llevar la jugada acabo (técnica).

En el hockey toda actuación tiene un componente estratégico, táctico o técnico, entendiendo como técnica la ejecución coordinada de todos los sistemas de percepción y respuesta motriz. Según la forma como uno contempla una acción la misma puede ser interpretada como acción estratégica, táctica o técnica.

por Horst Wein