Agustín Pichot: " Me siento un afortunado del rugby"

14/05/2013- El ex Puma estuvo de paso por Tucumán y dialogó con los medios locales sobre el futuro del deporte.




Para Agustín Pichot siempre hay motivos para un viaje, con un propósito fijo que es el rugby. Quizás esta vez un motivo social lo movía venir a Tucumán, el cumple de un amigo, José  Santamarina, no era un esfuerzo más sino casi una obligación. "El Cheto es un gran amigo del rugby y de la vida, tuve la suerte de empezar mi carrera con él y en el seleccionado. Digamos, un modelo a imitar", afirma el ex Puma.

- ¿Como hacés para que no se te acaben las pilas?
- Es cierto que viajo mucho, más que nada por todos estos cambios que se están dando. Pero siempre me gustó viajar, estar en movimiento, hacer cosas.

- ¿Cómo vivís este cambio del amateurismo al profesionalismo?
- Creo que uno no elige estar, sino que le toca. Nuestra generación obtuvo un podio en un Mundial, era un momento en que se imponían cambios y a mí me tocó estar en este lugar, así como a "Cacho" (Castillo) le tocó estar de presidente de la UAR en esta parte, siendo que nunca hubo un presidente del interior. Aunque creo que se lo ganó con méritos propios también.

- ¿Pensás que si no hubieras estado, no se hubiera dado el cambio?
- Creo que otra persona en mi lugar lo hubiera hecho, pero me tocó a mí. El rugby internacional necesitaba que Argentina fuera parte, porque acá hay una gran estructura de clubes y un gran amor por el juego. Y a Los Pumas les hacía falta un desafío más grande a nivel internacional.

- ¿Cuál es la posibilidad de que Argentina tenga un equipo en el Súper XV?
- Por suerte, es una cuestión que sigue evolucionando. Es necesario que Argentina tenga un equipo profesional doméstico, ya que sigue habiendo una brecha de tiempo y juego entre Los Pumas y Los Pampas. Concretarlo nos permitirá unificar la forma de preparación para todo el año.

- ¿Por qué dirigente y no entrenador?
- Porque me tocó este lugar. En 2008 me propusieron ser técnico de Los Pumas, cuando todavía no sabía si me retiraba. A las pocas semanas vino (Porfirio) Carreras a decirme que se necesitaba un plan de inserción en el rugby mundial, y me gustó el desafío. Todavía pienso como jugador, pero soy dirigente.

- ¿Y este año cómo ves el Rugby Championship?
- Jugar frente a los mejores del mundo todos los años es un desafío constante. Por eso es importante estar todo el tiempo mejorando; porque si no el rugby mundial nos pasará por arriba.

- ¿En resumen, cuáles son tus objetivos?
- En los cinco años que llevo con la UAR nos propusimos dos cosas: por un lado, que Argentina tenga un plan para abordar y crecer en el profesionalismo. Y por el otro, que cada vez haya más chicos que jueguen al rugby, más y mejores equipos. Dicho de otra forma: que el rugby sea cada vez más federal.

- ¿Cómo soportás las críticas?
- Igual que cuando jugaba. Somos gente del rugby, las reglas y los códigos del vestuario no se van nunca. Mientras tengamos eso, podemos soportar cascotazos, palos en la rueda, la mentira y la infamia. A la larga, el juego gana.

- ¿Las polémicas declaraciones de (Patricio) Albacete fueron una cosa más de grupo?
- Lo de "Pato" fue una manifestación de que para los jugadores algunas cosas estaban mal. Está bien que lo haya hecho. Los dirigentes tratamos de que ellos tengan lo mejor, pero empezamos hace poco y estamos aprendiendo. Nos mandamos algunos mails, él daba su posición y yo la mía.

- ¿Cómo es tu relación con los jugadores?
- Me di cuenta de que debo tomar cierta distancia con ellos, porque en definitiva yo ya no lo soy. Por más que "Corcho" (Juan Fernández Lobbe) sea muy amigo mío, él es el capitán de Los Pumas y yo un dirigente de la UAR. Él debe velar por los intereses de su equipo y yo por los del rugby argentino. Nos encantaría darle todo a Los Pumas, pero también tenemos 25 uniones a nuestras espaldas. Lo que sí, que la situación se haya mediatizado no fue lo mejor para el rugby.

- ¿Cómo sigue esto?
- Se están terminando los detalles de los cinco pladares nuevos, se está conversando la estrategia para la Vodacom Cup o la Pacific Cup, estamos gestionando la franquicia en el Súper XV y la idea es proponer nuevos campeonatos nacionales. Hay una dinámica muy buena hoy en el rugby, pero hay que saber llevarla adelante. Si aprovechamos la pasión y energía que hay en todos los clubes, el rugby va a seguir creciendo en forma increíble. Me quedan siete meses de este período espectacular con "Cacho", y estoy para lo que el rugby necesite. Si no me toca estar en la UAR y me llaman de cualquier Unión, como alguna vez me llamó Franco Veglia para que lo ayude y lo hice, estaré para sumar. Me siento un afortunado del rugby, porque me dio todo lo que tengo y sé muy bien lo que yo quiero. ¿Cansancio? Sólo cuando uno ya no tiene motivación. Por eso el rugby no me cansa.

Fuente: lagaceta.com.ar