El heredero de la camiseta 10 del Verdinegro

22/01/2013- Ricardo Sauze , el hijo de Ricardo Sauze (lleva el mismo nombre que su padre), se va transformando en silencio en otro referente del ‚ÄúVerdinegro‚ÄĚ, como en aquellas √©pocas de los a√Īos 80 y 90 lo fue su padre.



El “Negro”, como sus amigos lo conocen, ya debutó en intermedia de Tucumán Rugby y espera con muchas ansias su debut en primera. El joven apertura afirmó que después de cada encuentro mantiene una conversación intima junto al ex símbolo del “Verdinegro”, en la cual repasa jugadas y hace un balance para perfeccionarse día a día.

De esta manera, aparte de la sangre, el rugby une totalmente a los Sauze. Padre e hijo, comparten una misma pasión, color y orgullo. Y que no se sorprenda más de uno, cuando el alumno supere al maestro.

-¿Que significa ser hijo de Ricardo Sauze, un referente del “Verdinegro”?
La verdad que es un orgullo muy grande y a la vez una presión. Soy consciente de todo lo que fue mí papá para el rugby de Tucumán. Es un orgullo que cada vez que alguien me pregunta mí nombre y se dan cuenta de quién soy hijo, me hablen como me hablan de él. Y automáticamente viene la pregunta: ¿y vos jugas como él? Y ahí viene la presión de la que te hablo (sonríe).

-¿Como fue tu 2012 en Tucumán Rugby?
Este año fue un año atípico porque jugué en más de cinco divisiones. Cada fin de semana jugaba en una distinta. Pude debutar en intermedia que fue el objetivo que me fije a principio de año jugando más de lo que me esperaba. Por suerte se me dio y hasta salimos campeones.
Después a fin de año jugué el “Veco Villegas” donde tuve la chance de jugar o de representar a mis amigos de toda la vida que me dio el rugby, pero no se nos dio el campeonato. Se hizo lo que se pudo.

-¿Ya debutaste en primera o es un sueño por cumplir?
No. No tuve la suerte todavía. Espero que se me de este año, vamos a hacer todo lo posible.

-¿Cómo te imaginas ese día del debut?
Y es el sueño que tenemos todos creo. Es la chance de devolverle al club algo de todo lo que me dio. Es uno de mis grandes objetivos.

¿Tu papá te aconseja? ¿Intentas imitarlo dentro de la cancha?
Sí, siempre me va a ver a todos lados. Siempre tenemos la charlita de diez minutos después de cada partido diciéndome las cosas que hice bien y las que hice mal. También durante la semana siempre vamos a practicar patada juntos, a ver si me puede enseñar algo.  A él lo vi jugar cuando era muy chico y no me acuerdo de nada, así que mucho más de lo que me cuentan de él no sé. Para colmo él no cuenta nada así que me entero más de cosas e historias por terceros que por él.

-¿Como viste el campeonato conseguido con el seleccionado tucumano?
Estuvo muy bueno. Pudimos hacer historia y ganar los dos campeonatos (M18 y M19). Este año lo viví desde adentro, me toco jugar de titular en una posición diferente y me sentí cómodo por la confianza q me dieron los entrenadores y mis compañeros.
Fue muy intenso, compartimos mucho con todos los chicos del plantel ya que estuvimos una semana entera en Córdoba. Ahí nos hicimos más amigos y la pasamos muy bien.  Pude compartir mucho tanto dentro como fuera de la cancha con mi primo y amigo Santiago “Porron” Iglesias que es un excelente jugador y una mejor persona.

-¿Cuales son tus objetivos para este 2013?
Para el 2013 tengo muchos objetivos por cumplir en el rugby. Sobre todo sueño con poder jugar en la primera de mi club.

Fuente: tercertiemponoa