LA PUNTUACIÓN

El reglamento de los primeros años varía mucho del actual. Por entonces el try valía sólo un punto y el goal tres puntos.

Try, o sea el acto de apoyar la pelota en el ingoal contrario, es una palabra que en ingles que significa tratar o intentar. El hecho de asentar la pelota daba derecho a intentar u goal por medio de un puntapié. El goal se producía de cuatro formas: por la conversión de un try; por una penalidad; por un puntapié libre, y en cualquier momento, desde cualquier lugar de la cancha, siempre que la pelota pasara entre los postes del arco y por arriba del travesaño.

Originalmente no se ganaba un partido sin convertir un goal. Luego se acordó a dar por vencedor al equipo- no habiéndose marcado goal- que más tries hubiera marcado. Luego tres tries fueron considerados el equivalente a un goal, terminándose por último en 1905, por adoptar el actual método de computar puntos.

En 1937 se discutió largamente sobre el valor que correspondía a un drop-goal, resolviéndose que valiera sólo tres puntos, teniendo en cuenta que un try, de más difícil factura, debe primar sobre el puntaje del drop-goal.
Agradecemos muchos datos obtenidos del sitio Rugbytime.com.ar

autor: José María Posse