Aniversario 70 de Tucum√°n Rugby

Tucum√°n Rugby Club cumple 70 a√Īos en el deporte y lo festeja a lo grande.

Una frase lo pinta de cuerpo y alma al club de Marcos Paz: “Mas que un club una amistad”. Setenta son las velitas que soplará la entidad verdinegra que no tan solo festeja siete décadas deportivas, además tira la casa por la ventana con la presencia de Los Jaguares ante la primera división de su club. Tucumán Rugby fue y será un criadero de pumas y de grandes glorias del rugby nuestro.

Desde Julio Bach hasta Julio Farías Cabello, el club tucumano es respetado por sus logros humanos y deportivos, pero por sobre todo por mantener un espíritu de rugby digno de los grandes. TERCER TIEMPO NOA homenajea a la entidad de la calle Salas y Valdez, que lleva el mapa tucumano en el corazón de su gente y los colores de una tierra en la piel más pura de sus hinchas.

Un poco de historia

Tucumán Rugby nació un 5 de septiembre de 1942 con el rugby como estandarte deportivo. En los salones del bar La Cosechera, un grupo de muchachos, animados por Roberto Alvarado y un puñado de ingleses, empleados de la sucursal tucumana del Banco de Londres, acaudillados por el inolvidable Freddy Gould, comenzaban a estructurar la idea del que fue el primer club de rugby propiamente dicho en la provincia: el Tucumán Rugby Club”, evocan los historiadores del club.

Durante 16 años el club no tuvo cancha propia y hacia las veces de local en los campos de Natación y Gimnasia.  Llamado “El club de los ingleses” por su gran cantidad de extranjeros en el tiempo inicial. Los colores fueron elegidos por dos factores: verde por la esperanza de lograr amalgamar la entidad y negro por la seriedad con que encararon el proyecto.

“Pero en la década del 50 nació la idea de que el club tuviera cancha en Yerba Buena. A tal fin se convenció a Don Antonio Rusiñol Frías, que vendiera una fracción de tres hectáreas de su finca cañera. Los más entusiastas en la adquisición fueron “Queco” Frías y “Rafo” Castillo quienes llegaron a dar avales personales para la compra. Se hicieron fiestas, rifas, se recibieron donativos de familiares y amigos y por fin y gracias a la generosidad y enorme paciencia de Rusiñol Frías, el club inauguró oficialmente su cancha el 4 de Abril de 1958”, añaden los historiadores.

Personajes emblemáticos, grandes dirigentes e inolvidables jugadores

Tucumán Rugby empezó a “hacer ruido” en el concierto nacional por muchos factores. Entre ellos el dirigencial en las figuras emblemáticas y respetadas de Juan Carlos Griet y Julio Paz. En los primeros logros deportivos a nivel local y por ser la entidad tucumana que dio el primer puma tucumano en 1975: Julio Bach. Sin olvidar a hombres de la talla de “Pepe” Terán y el mismo Julio Paz que honraron sus colores al participar de diferentes seleccionados nacionales. El criadero de pumas verdinegros tiene nombres que dejaron su sello en diferentes puntos cardinales: el primero fue Julio Bach, luego Jorge  Posse, Ricardo Sauze, José “Cheto” Santamarina, Ricardo Le Fort, Agustín Macome, Santiago Mesón, Eduardo “Cata” y Pablo García Hamilton, Sebastián Paz Posse, Julio José Paz, los primos Martín, Gabriel y Aníbal Terán, el salteño-tucumano Martín Pfister y Pablo Fernández Bravo. Acaso merecieron serlo varios más, entre los que se destacan: Fabián Landa, Yayo de la Vega, entre otros. Verdaderas dinastías de jugadores se han nutrido del club, siendo la más numerosa la de la familia Macome, o la de “Pepe” Terán Nougués y sus hijos, o la de los hermanos Julio Julián, José Nicanor, Jorge y Federico Posse Padilla, la de Los Paz Rougués, entre tantos otros. Hoy el club cuenta con tres pumas: Julio Farias Cabello, Santiago Guzmán y Benjamín Macome. El club cuenta en su historia con personas de la chapa de: Hugo Shaw, Adalberto Paez Marquez, “Willy” Lamarca, “Mono” Rizzo, “Cacho” Banegas. Como personajes como el querido “Cochoqué” Garma, el recordado “Mocho” Palavecino y del hoy vigente “Chapulín” Escobar entre otros.

Palabra presidencial

La entidad verdinegra hoy encuentra en su crecimiento las comodidades para brindarles a los socios y visitantes. Presidida por Roberto Martínez Zavalía, avanza en obras que le permitan a sus integrantes un mayor confort para disputar deportes como: rugby, hockey, paddle y tenis. “No se cumplen 70 años todos los días, así que tuvimos la idea de organizar actividades lo más importantes posible a lo largo del mes”, expresó Martínez Zavalía.

¡Salud verdinegros!

El espíritu del rugby estará volando esta noche el cielo de Marcoz Paz en lo que promete ser otra jornada histórica para el club donde el rugby siempre fue y será una amistad.

Feliz cumple verdinegros!

Es el deseo de todos los que hacemos TERCER TIEMPO NOA.

Fuente: tercertiemponoa