Pumas: Actuación de los Verdinegros ante Italia

11/06/2012- La victoria de Los Pumas ante Italia por 37 a 22 dejó mucho para discutir a la hora del análisis. Desmenuzamos algunas aristas de las formaciones en sí y la funcionalidad de losVerdinegros que estuvieron en cancha.

El scrum y su funcionalidad

La formación más emblemática del equipo nacional mostró diversas grietas. Por un lado la falta de capacidad demoledora y por otro, los constantes derrumbes producto de la falta de ensamble. Los Pumas estuvieron lejos de someter a un equipo italiano, que con Martin Castrogiovani en la primera línea de ataque, le amargó la tarde al scrum local. Argentina dejó mucho que desear en esta formación y eso quedó reflejado en los dos tries que nacieron de esta faceta del juego. El primero, en el primer tiempo cuando por un derrumbe argentino llegó el try-penal, y el segundo, en el complemento, cuando Edoardo Gori aprovechó el “robo” de un scrum y voló al try.

Plataformas del line

Alternó buena y malas. Ganó más de lo que perdió y no tuvo mucha claridad en algunos momentos. Si bien la obtención del line no fue determinante en este caso, es vital para el juego de vértigo y rápida traslación que les pidió el neocelandés Graham Henry.

Situaciones de rucks

Esta situación del juego estuvo siempre sometida el juego que propuso Italia: salidas complicadas y llenas de penales con hombres (postes) pasados en la marca que “ensuciaron” las salidas del equipo argentino. Pese a eso, el medio scrum argentino Martin Landajo se las ingenió para obtener pelotas de calidad y manejó los hilos a la perfección.

Utilización del maul

Debido al juego realizado por Los Pumas, el maul casi no fue utilizado. Si el juego corto continuado con buen control, mucho más en el segundo tiempo, cuando el equipo capitaneado por Felipe Contepomi mejoró notablemente.

Errores de manejo

Argentina: 7 Italia: 4 Dominio territorial: Argentina 69 % – Italia 31%. Posesión de la guinda: 60 % – Italia 40 %.

El juego planteado por Los Pumas desde: la penetración, el juego grupal, individual y la utilización del pie El equipo argentino fue siempre vertical y dinámico, utilizó bien el ancho de la cancha con constantes cambios de frente y de ángulos de carreras y pudo penetrar (mucho más en el segundo tiempo) con Felipe Contepomi y Agustín Gosio como hombres desequilibrantes por lectura y velocidad. Los argentinos manejaron mejor los tiempos de juego e hicieron menos penales que un equipo italiano lleno de desorden e imprecisiones. Con el pie tuvo algunas distracciones en la lectura, rastrones sin destino, patadas al cajón largas, como algún kick de Ignacio Mieres sin sentido.

¿Por donde pasó la mayoría del juego de Los Pumas?

Por la buena defensa, principalmente en el centro de la cancha. Tuvo la capacidad de poder dar vuelta un trámite que se le presentó complicado desde el inicio, mejorando en el orden táctico y no desesperándose por las envestidas del visitante. Si bien perdió varias veces la posesión en el contacto, no sucumbió en el juego en general y redondeó una performance aceptable. Los Pumas apostaron a la nueva bajada de línea, con el ABC del rugby como estandarte y la premisa de cuidar cada pelota como si fuera la última. Buen manejo de ángulos de carrera e interesante traslación en todo el ancho del campo de juego.

La figura de la cancha: Martin Landajo.

El medio scrum de los Pampas XV mostró solvencia para manejar los diferentes climas que tuvo el partido. Buen manejo del pase y en la toma de decisiones en general (salvo algunas patadas) y capacidad para manejar los rucks con buen criterio. Su vértigo siempre feu el termómetro que tuvo el equipo a la hora de atacar. Atrevido. Sin presiones, manejó los hilos a gusto. Buen conductor.

La frase de la tarde

“Respetamos lo que nos pidió Graham Henry, pero tenemos que mejorar el scrum” (Rodrigo Roncero) El record

Felipe Contepomi superó al legendario Hugo Porta en cantidad de tantos anotados y es el máximo goleador de la historia de Los Pumas. Porta tenía 590 puntos en 59 test desde 1970 a 1990. Contepomi lo supreró con 610 (ahora) en 76 presentaciones. La tercera posición es para Gonzalo Quesada con 486 puntos y la cuarta, para el tucumano Santiago Mesón con 486 puntos.

La actuación de los tucumanos bajo la lupa

Julio Farías Cabello Empezó mal y terminó bien. Una amarilla a los 20 minutos del primer tiempo por un penal a la salida de una formación lo dejó afuera por diez minutos. Su ausencia se sintió y llegó el try penal de Italia. Cuando regresó mejoró con el equipo y fue para adelante, aunque perdió algunas pelotas en el contacto. Participativo con la pelota en mano y con la buena recepción desde el juego aéreo vía line o kicks. De gran experiencia a la hora de manejar su función en los minutos claves, cuando el equipo dio una vuelta de timón y mejoró.

Benjamín Macome De gran empuje cuando tuvo la pelota en su poder y laborioso en los rucks. El tucumano no desentonó y mostró que en el “mano a mano” no tiene que envidiarle nada a los mejores jugadores. Si bien fue utilizado de segunda línea (es octavo por naturaleza) estuvo a la altura de las circunstancias. Su regreso luego de una lesión, es altamente positivo y necesario para el futuro del equipo.

Santiago Guzmán Entro cuando faltaban 9 minutos para que el partido finalizara. Entró por Tomás Leonardi y aguantó con fortaleza los últimos embates italianos.

Conclusión final Si bien Los Pumas ganaron, no fueron brillantes, pero si efectivos. Con poco rodaje, el equipo nacional se prepara para enfrentar a la fuerte Francia en Córdoba y en Tucumán. El scrum es uno de los puntos a mejorar como los penales en situaciones de rucks. Los Pumas tienen un duro y complicado camino por seguir.

Fuente: nuestrorugby.com.ar