Orígenes de la modalidad del Seven de Rugby

Corría el año 1883. En una pequeña ciudad escocesa llamada Melrose, se reunió una comisión para considerar organizar un día de deportes a los efectos de juntar fondos para el centro comunitario. Fue en esta reunión que un joven entusiasta del Rugby, Ned Haig, sugirió tener un torneo de ese deporte como parte principal del día.

Jugar un torneo de 20 participantes, como entonces se componía un equipo de Rugby, era considerado inviable y fue en este punto que David Sanderson, a la sazón jefe de Ned, mencionó jugar el torneo con un número reducido de jugadores en cada equipo, lo que quedó pactado.

El 28 de abril de 1883, siete clubes formaron parte del torneo de Seven-a-side de Melrose, con cada tiempo limitado a 15 minutos de juego. El torneo fue un éxito rotundo entre el público y fueron vendidas alrededor de 1600 entradas en el día.

Haig y Sanderson (capitán) eran miembros del equipo de Melrose que jugó la final ese día. Jugaban el tiempo suplementario, estando el marcador igualado, cuando el equipo de Melrose anotó un try. De inmediato su capitán sacó a su equipo del campo proclamándose vencedor. El equipo rival, Gala, protestó aduciendo que el tiempo extra no había finalizado. Lo cierto es que las protestas de los jugadores de Gala no encontraron oídos, el equipo de Melrose opinó que era su torneo y que ellos hacían las reglas, por tanto eran los campeones.

Aún hoy en día, y en recuerdo de aquél partido, las World Seven Series siguen con la modalidad de que el primer equipo en anotar un try en tiempo extra es automáticamente el victorioso.

La popularidad del Rugby Seven siguió ganando espacio desde entonces.

En nuestro país el primer campeonato de Seven tuvo lugar en las canchas del Buenos Aires Cricket & Rugby Club. Esto aconteció un 9 julio de 1921.Esta vez el título fue para el club anfitrión, quien derrotó a Belgrano Athletic en la final.

Si bien se continuó jugando este torneo en forma anual - siempre el 9 de julio - este fue un día festivo para el ambiente del rugby, ya que no se tenía en cuenta el resultado del torneo.

De hecho, en la final, se hizo costumbre que antes de terminar el encuentro el resto de los participantes invadiese la cancha, al sonido de la campana que  anunciaba que el asado estaba listo.

De esta forma y hasta 1937, solo se pudo registrar el ganador del primer torneo de Seven: Buenos Aires Football Club. A partir de 1937, la organización pasó a depender de la entonces "River Plate Rugby Union", antecesora de la UAR.

En Tucumán, ya en la década de 1950 se organizaban campeonatos de seven, siempre a finales de la temporada rugbística. Por entonces Tucumán Rugby contaba con un poderoso equipo de Seven integrado por Alejandro Frías Silva, Keko Frías, Roberto Terán Vega, Yita Nougués, Rofi Montini, Raúl Frías Silva, y Raúl Griet.

autor: José M.  Posse