Lofreda: Los valores que transmitió el Veco siguen intactos

20/11/2011- El ex t√©cnico de Los Pumas, Marcelo Lofreda habl√≥ ante una gran concurrencia del p√ļblico sobre el rol del coach y tuvo palabras de elogio permanente para quien fuera su mentor, el ‚ÄúVeco‚ÄĚ Villegas.

abló quizás un poco menos de lo esperado. Tal vez apurado por la circunstancias debido a la amenaza de lluvia permanente y a que la charla se retrasó casi media hora.

No obstante, la alocución de Marcelo Lofreda estuvo marcada por la atención permanente de los presentes que se dieron cita en buen número en la sede de Tucumán Rugby. A pesar, incluso, del fuerte viento que interrumpió la charla en varias oportunidades. En un momento, fue la excusa perfecta para contar una anécdota en pleno entrenamiento nocturno de la Primera del SIC, hace unos treinta años.

“No teníamos buena luz en la cancha auxiliar donde estábamos entrenando y las pocas luces que teníamos más la que aprovechábamos de la Panamericana, se cortaron. Nos quedamos a oscuras. Y la primera voz que se escuchó fue la del Veco que nos decía ‘sigue la ronda’ y nosotros no veíamos nada. Pero de a poco, siguió hablándonos el Veco decir que de a poco van a empezar a percibir la pelota. Que nos concentremos y pudimos hacer una práctica de media hora en plena oscuridad. Y en los últimos cinco minutos, la pelota no es cayó nunca”, decía Lofreda.

Actitud, organización y disciplina fueron algunos de los puntos que tocó junto con la planificación y la transformación, de la que tiene que estar atento un entrenador.

“Un equipo que se precie de tal debe tener disciplina porque tiene que ver con los patrones, con los detalles y con un equipo autocontrolado. Además esta palabra viene de discípulo, del latin, que debe estar ávido de aprender”, explicaba el Tano.

“Se los voy a repetir varias veces. El coach debe ser ejemplo, de deportista, de persona. Y esto es un legado que me dejó el Veco Villegas junto con uno de sus discípulos como el Gringo Perasso. Afirmar que sus métodos y sus técnicas se mantienen inalterables sería soberbio porque el juego evoluciona, las reglas cambian. Pero lo que no cambia, son sus valores y sus principios. Y cada día están más presentes. Una de las cosas que me sorprendía era que el Veco era consecuente y muy pocas personas son las que hoy pueden ser coherentes con lo que declama”, agregó. “Integridad, la capacidad y el manejo de compromisos generan confianza de un equipo hacia un staff. Esta es la manera que tenía el Veco. Era consecuente con lo que decía. Y eso valores, a pesar de diferentes innovaciones como la tecnología, es por lo que todavía sigue vigente su figura”, resumió.


Fuente: Rugbytucumano.com.ar