Tucuman - Rosario: Una notable victoria que potencia las expectativas

La selección tucumana goleó a Rosario en el debut del torneo Argentino 2008 y dejó en claro que sigue siendo un equipo con buen perfil para pelear con el mejor. Salta será la nueva medida.

Qué linda paliza se comieron los rosarinos el sábado en la cancha de Lawn Tennis en manos de los Naranjas. Los 40 puntos marcados en el debut del torneo Argentino, con seis tries facturados por distintas vías, fortalece la misión de los tucumanos, con próxima parada en Salta.
Sobre el triunfo tucumano surgen varias lecturas pero la principal, la estadística, como el equipo que más puntos anotó en la primera jornada. Pero hubo   otras: al duelo le sobraron varios minutos; dio la impresión de que Rosario vino a Tucumán a perder por poco y si bien complicó durante algunos minutos después tiró la toalla mucho antes del final; la condición física de los Naranjas quedó reflejada nuevamente con alto calificativo; la disciplina de los jugadores también jugó a favor; etc...
El error, palabra tan utilizada en el rugby, estuvo presente, pero fue minimizada por el contexto de la victoria, porque si bien hay fallas, hay que ver la influencia de las equivocaciones en el balance. Porque en este equipo no hay cuestiones de fondo que sean muy preocupantes para abordar, ya que la coordinación en las formaciones fijas y móviles funciona y principalmente, la reorganización defensiva late pareja cuando se la pone en práctica. La potencia    ofensiva luce en todos los sectores y las piernas aguantan todo tipo de arremetidas.
Tucumán pasó con creces a su primer rival, con la ansiedad a cuestas y las ganas de mostrar lo bien que trabaja el grupo en la intimidad. La presión ejercida sobre Rosario superó al calor de la tarde y esa fue la clave, porque la famosa velocidad de los rosarinos, con jugadores de mucha experiencia en la aceleración, quedó lenta a la par de los nuestros, que por momentos tocaron y tocaron, anudando a los visitantes. Pero en ese “bailecito” faltó un poquito más de concentración, de lo contrario la diferencia hubiera sido mayor.
Mejor así, que de un triunfo notable queden algunos aspectos para remarcar, pero que también quede en claro que Tucumán tiene un equipo de mucha solidez, con un gran recambio y una capacidad aeróbica tremenda.
Salta, que viene de ganar con un penal en Santa Fe -insólito resultado de 3 a 0-, jugará el partido de su vida. Los “Naranjas”, el duelo que seguramente será la clasificación. Para esa gestión, los tucumanos, que esperan el resultado de la resonancia a Nacho Haustein -esguince de rodilla-,  entrenarán hoy a las 14.00 en Tucumán Rugby y el miércoles por la noche también en Marcos Paz. El viernes a las 14.00 en Lawn Tennis será la última práctica y a continuación el viaje rumbo al nuevo éxito Argentino. Tucumán tiene, quiere y puede.

fuente: elsigloweb.com