Hockey: Retroceder nunca, rendirse jamás

20/07/2011- Victoria SauzeValdez y Sofía Darnay, jugadoras de Tucumán Rugby forman parte de una camada de jugadoras talentosas que jamás se rinden y continúan a la búsqueda de meta: vestir la celeste y blanca.

La exigencia en la alta competencia suele vencer, en algunos casos, la resistencia de los deportistas. Otras no bajan los brazos hasta alcanzar el objetivo. En este grupo aparecen Victoria SauzeValdez y Sofía Darnay (ambas de Tucumán Rugby). Forman parte de una camada de jugadoras talentosas que jamás se rinden y continúan a la búsqueda de meta: vestir la celeste y blanca.

Una vez al mes dejan sus afectos y recorren 2.400 kilómetros hasta Buenos Aires (ida y vuelta) para concentrarse en el Cenard. "Vicky" se entrena con el plantel de Proyecto Londres 2012 y "Sofy" se prepara con la preselección Sub 21 para los Juegos Panamericanos de Guadalajara, México, y para el Mundial de 2013.

Sobre las concentraciones y cómo viven este proceso, las chicas charlaron con LA GACETA.

- ¿Tienen momentos libres para disfrutar de otras cosas cuando están en Buenos Aires?

Sofía: en la zona no hay mucho para ver y todo nos queda muy lejos. Además, terminamos muy cansadas después de los entrenamientos.

Victoria: La única salida es ir a tomar un helado o comer hamburguesas en un lugar que está a media cuadra de la concentración.

> - ¿Cuántas horas se entrenan por día?

Sofía y Victoria: en doble turno, dos horas o un poco más.

-¿Cómo pasan el tiempo en las concentraciones?

Victoria: charlamos, jugamos a las cartas o al burako.

Sofía: conversamos de todo o chatemos. También nos divertimos, sobre todo, cuando las chicas me cargan por mi manera de hablar al usar las "rr" cuando hablo.

-¿Cómo es la relación con las otras compañeras?

Victoria y Sofía: tenemos más relación con las chicas del interior, pero nos llevamos bien con todas.

- ¿Las prácticas son muy duras?

Victoria: con cosas simples pero hay que hacerlas a la perfección; es lo que nos exigen. No se para en ningún ejercicio, todos se hacen corriendo. Si no, quedamos afuera.

-¿En algún momento pensaron en largar todo porque estaban cansadas de tanto sacrificio?

Sofía: en la última concentración hicimos 60 pasadas de físico y pensé: ’no quiero seguir más’. Pero después recapacité porque mi sueño es estar en la Selección.

Victoria: hubo momentos en que estuve muy bajoneada y no quería viajar, pero ahora disfruto cada momento. Trato de explotarlo al máximo, de aprender y de crecer como jugadora.

Fuente:lagaceta.com.ar