Rugby: ¡ Acá no !

07/07/2010 – El rugby sudafricano prohíbe las vuvuzelas en duelo ante los All Blacks. En agosto el Soccer City recibirá un duelo del Tres Naciones. Comprobamos que era muy difícil comunicarse, dijo el presidente de la Golden Lions Rugby Union.



Las vuvuzelas, las trompetas que se convirtieron en el símbolo de Sudáfrica durante el Mundial de fútbol, estarán prohibidas en el partido de prueba del torneo Tres Naciones de rugby que jugarán el mes próximo los Springboks locales ante los All Blacks, de Nueva Zelanda, en el Soccer City de Johannesburgo.

La decisión fue confirmada por el presidente de la Golden Lions Rugby Union, Kevin de Klerk.

El fútbol tiene más espacio abierto para la comunicación, pero el rugby tiene jugadas como el scrum y ya comprobamos que era muy difícil comunicarse en la final del Super 14 en (el estadio) Orlando, y el partido tuvo que extenderse varios minutos más porque el árbitro no podía escuchar los llamados de sus jueces de línea, explicó el directivo, en declaraciones que publica hoy el diario Pretoria News.

Respetamos el uso de las vuvuzelas y cuando asistí al partido del Mundial entre los Bafana, bafana(selección sudafricana) y Francia en Bloemfontein crearon una vibración inmensa y fue una bella experiencia, aclaró De Klerk.

El presidente de la Federación sudafricana de Rugby, Oregan Hoskins, no quiso tomar una decisión al respecto y afirmó que la decisión de prohibir las vuvuzelas dependía de la Golden Lions Rugby Union.

Creo que no debemos hacer una gran historia de esto. Parte del éxito del deporte en este país es que vivamos en una sociedad pragmática y lo que digamos hoy puede cambiar mañana, señaló Hoskins.

Desde el fútbol también llegaron muchas quejas contra las vuvuzelas, ya que los jugadores se quejaron porque no les permitía comunicarse.

También protestaron algunos hinchas, porque el constante sonar de estas trompetas no dejaba escuchar sus cánticos de aliento. La FIFA decidió sin embargo no prohibir las vuvuzelas por considerarlas un elemento típico de la sociedad sudafricana.

Fuente: Por Los Clubes