Hablar de Santiago Mesón..., por Pedro (el zorro) Gauna.

Hablar de Santiago es traer a mi mente los mejores recuerdos que tengo del rugby . Jugamos juntos desde chicos. Lo conocí a los 9 años, él jugaba de apertura y yo de centro, ya era pateador, tenía un buen físico y todas las condiciones de crack.

En todas las etapas de jugador se destacó, siempre Santiago en el equipo significaba tener al mejor, fue el capitán en todos los equipos que jugó y elegido por todos sus compañeros en forma unánime. Hubo un momento en que Santiago marcó la diferencia con el resto de nosotros, fue a los 16 años, donde apareció el crack que iba a ser poco tiempo después, físicamente era un jugador de primera, la 4ª división le quedaba chica, ese año debuta en 1ª, contra Lawn Tennis.

Compartí muchos años el centro de la cancha con él, y puedo asegurar que las cosas que lo vi hacer fueron increíbles, si tuviera que definirlo como jugador diría que es el mejor jugador que conocí en mi vida, potente, rápido como un wing, pesaba 92 kg, inteligente, con un timming preciso para cortar la línea de ventaja o para pasar la pelota, y el pateador más exquisito que tuvimos.

Todos conocemos la historia rugbística de Santiago, que fue excelente, pero estoy seguro que lo mas importante de toda su trayectoria es que siempre demostró ser una gran persona dentro y fuera de la cancha, el mejor de los amigos, familiero, un gran estudiante, ahora un excelente médico, que formó una familia espectacular.