Tenía una gran generosidad

08/09/2009 - Julio Paz le dedica unas palabras a Carlos De la Serna, quien fuera su entrenador en el seleccionado que el capitaneaba durante mucho tiempo.

 
El rugby de Tucumán tiene una deuda con Carlos de la Serna, un gran baluarte de nuestro deporte y el responsable de ponerlo en el primer plano nacional. Dirigió los equipos cuando perdimos contra Buenos Aires por 10-9 en el 59 y por 6-5 al año siguiente. Fue una persona muy generosa, eso le permitió difundir sus conocimiento en los demás clubes. Esa generosidad hizo que entrene a Tucumán Rugby cuando fuimos a jugar a Buenos Aires con Belgrano. Fue protagonista de ese triunfo (26-11) y disfrutó cuando volvimos en tren y recibimos el afecto del público. Tenía un gran respeto por la gente, le importaba el jugador pero más la formación del hombre. Era una persona de una gran ética, uno de los principales valores de nuestro deporte. Fue un hombre con una calidad humana increíble. Nos dejó muchas enseñanzas. Todo lo que se diga será poco.

Publicado en: La Gaceta